viernes, 20 de mayo de 2011

La Última Posada (El descanso del Rolero)

La Última Posada (El descanso del Rolero)

Sabemos que es un poco tarde, que desde febrero aquí ha llovido y salido el sol en múltiples ocasiones, pero queríamos publicar las entradas de las jornadas a las que hemos asistido en orden cronológico.

Ha habido mucha gente que nos ha recomendado comentar alguna que otra cosa con respecto al porqué existen actualmente dos “grandes” jornadas de Rol en Córdoba, en un intervalo de tiempo tan pequeño. Sintiéndolo mucho, tan solo escribiré esta entrada dando la opinión mas sincera posible de los acontecimientos que ocurrieron en las jornadas y no dedicaré mi escaso tiempo a ser juez o portavoz de nadie, así que he aquí La Última Posada…


Como podéis ver en las anteriores imágenes, el evento se desarrolla en un albergue (Albergue de Cerro Muriano) que se encuentra en un paraje muy especial todo al aire libre y con unas vistas de la sierra de Córdoba que ya de por si nos trasladan a uno de esos lugares idílicos de nuestras aventuras con abundante vegetación y amplios prados verdes donde batirse…

Las jornadas se celebraron los días 26, 27, 28 de Febrero coincidiendo con el día de Andalucía sin duda unas fechas ideales para todos los roleros y roleras andaluces ya que este modo podíamos evadirnos de el frío y a veces monótono invierno y tener la oportunidad de “jornalear” sin esperar al verano que es el momento donde por estas tierras abundan los encuentros de este tipo.

La organización corrió a cargo de la Asociación Cultural Yamato, que por primera vez hacia frente a un proyecto de tan grandes magnitudes, ya que no solo tenían que coordinar gran numero de actividades si no que además se les sumo una gran grupo de gente que fue como visitante, que no como residente al evento, por desgracia también tuvieron que lidiar con un grupo de personas indecentes que lejos de cumplir la simple normativa del encuentro decidieron hacer grandes destrozos en su habitación y por lo cual se les expulsó al instante.

Las personas que decidían albergarse tan solo debían de pagar 25 euros en una cuenta que la A.C. Yamato habilitó y con esto tenían el derecho de dormir en unas amplias habitaciones con cuarto de baño y que se compartían hasta con 7 aventureros mas 8 en total por habitación. Todas ellas con el suelo climatizado lo cual era de agradecer cuando el frío apretaba. Este precio también incluía una camiseta de las jornadas, una chapa y algunas monedas, para poder cambiar por premios, además de unas magníficas postales del ya galardonado juego de rol Juego de Tronos.

Las actividades se desarrollaban de dos maneras, en salas habilitadas o en lo que a la organización gustó llamar el prado del rol. La mayoría estaban bien sujetas a un pequeño horario el cual cubría de sobra las necesidades de los asistentes pero aun así cualquier participante podía solicitar un lugar para hacer lo que le apeteciese y esto ofrecerlo a la participación de cualquier visitante. Toda persona que organizase una actividad recibía una divertida moneda de oro hecha de papel y los participantes de éstas recibían una de plata que el día de la clausura servirían para pujar por los premios que la organización subastase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada