domingo, 13 de marzo de 2011

Jin-Roh: The Wolf Brigade

Fuse es un miembro de Tokkitai (Cuerpo motorizado de vigilancia armada especial), pero lleva ya un tiempo planteándose su trabajo, que parece convertirlo en una máquina de matar. Una noche, durante una patrulla, topan con los miembros de Secto, una organización terrorista. Fuse apunta a uno de ellos, una joven con una bomba, pero no dispara...

La película fue creada por Hiroyuki Okiura y Mamoru Oshii, quienes también estuvieron trabajando en “Ghost in the shell” y “Patlabor”
La película se desarrolla en un pasado alternativo de Japón, en el que los grupos terroristas florecen por doquier, a causa del crecimiento económico desenfrenado.
El gobierno, que no puede hacer nada, contrata a una corporación privada y usa a los llamados Tokkitai, para poder lograr el orden en sus calles.
El guión da muchas vueltas, y a veces da la sensación de que no tiene un objetivo claro. Además hace alusión al cuento de Caperucita Roja, al que hay que tener mucha atención, ya que aunque no lo parezca es parte de la historia.
Los personajes tienen mucho trasfondo tras ellos, lo que hace que la película, llegue a ser tediosa, e incluso aburrida.
La estética, nos recuerda a la película Akira, ya que el diseño de los personajes es bastante parecido. Los escenarios también logran el realismo que se pierde en la mayoría de los animes.
Algo a  su favor, es que no tratan a nadie como el bueno o el malo, simplemente tienen diferentes puntos de vista, lo que la hace mas atrayente.
Lo malo es que todo termina de manera muy fortuita, en los últimos minutos de la película, algo que puede llegar a decepcionar si te gusta que la trama se vaya desenmarañando poco a poco.
Como punto y final, decir que, desde mi punto de vista, es una gran película, con una historia atrayente, aunque lenta, y que sin duda hay que verla.




Las imágenes han sido recogidas de páginas Web
Rubén

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada